Archive for 30 mayo, 2012

Ese oscuro objeto del deseo

Siempre he ido un poco a contracorriente. Cuando todo el mundo jugaba al fútbol, yo prefería el baloncesto, cuando todo el mundo tenía la SuperNintendo, yo era muy de MegaDrive (fui hasta del MegaCD). Recuerdo un día en el instituto, que teníamos dos horas libres a última hora y mientras el resto de la clase se iba a la playa (que estaba a 200 metros del instituto) yo opté por irme a mi casa corriendo (13 kms cuesta arriba, de Guanarteme a Teror) a las 12:00 del mediodía. Cualquier tiempo pasado fue anterior, si.

Ahora, en la comunidad runnera, la moda es más es mejor: Más kilómetros, más duros, más desnivel acumulado, más kilómetros, más carreras, más entrenamiento, más kilómetros, mas amortiguación, más parafernalia, más kilómetros. En nuestro bendito Parque Romano, veo diariamente las mismas caras, los mismos gestos y las mismas actitudes. Hay días que veo a grupos de gente corriendo mientras yo busco aparcamiento, caliento y empiezo a entrenar. Siguen corriendo durante todo mi entrenamiento, vuelvo a la calma, me voy y siguen corriendo. Ahi están, con sus gorras, riñoneras, camelbacks, pulsómetros, GPS, calcetines trail, pantorrilleras, siete bidones de agua en el cinturón y hasta la powerbalance. Allá cada cual.

Por donde iba… ¡ah si! Desde que empecé a correr de manera habitual, tengo en mente un reto complicadete, un pelín diferente a lo normal en corredores populares pero que quiero, como mínimo, intentarlo. Quiero hacer un 400 en menos de 60″

¿Estoy loco doctor? Yes I am.

¿Cuánto de complicado es esto? Pues la verdad que no lo se, en la interweb hay millones y millones de planes de entrenamientos, ejercicios, ritmos, frecuencias, técnicas, tácticas y demás parafernalia para carreras de resistencia, pero muy poco para velocidad. Esto añade un plus al reto, ya sabéis, la ignorancia es muy atrevida pero… ¿cuánto?

A día de hoy no tengo ni idea, pero hace unos siete u ocho meses me medí yo mismo un par de veces en días separados con un mejor crono de 1′:06″. Supongo que medido por alguien externo, saldría incluso un poco peor marca (tu pulsas start y sales echando virutas, no hay tiempo de reacción)

Aún no tengo claras algunas cosas de este reto, como si haré la prueba con tacos de salida o sin ellos. Aunque supongo que lo que NO es negociable, es que me tiene que cronometrar alguien, alguien con voz potente que grite alto xD.

Para que no caiga en saco roto, hace un tiempo me compré esto (¡toma ya!):

Nike Zoom Victory, cuando me las pongo huele a Napalm en la pista.

Amor a primera vista

Sé que no son las idóneas para velocidad (demasiado ligeras) pero también las uso para hacer 800, 1000, 1600m en pista. Once upon a time, in a galaxy far far away… vi un documental sobre las zapatillas mas ligeras de la historia del atletismo (98grs), como todo buen friki busqué el precio por internet: entre 100 y 180€. En una mega-tienda de deportes de liverpool, de vacaciones por allí, las vi por 35€. Ni me lo pensé (supongo que se equivocaron al marcarlas o se las querian quitar de encima). Ahora claro, el remordimiento me obliga a usarlas como dios manda y aquí estoy yo comprometiéndome mundialmente. ¿Podré quitarme esos seis segundos? ¿Viviré para contarlo? ¿Who cares?

Evolución

evolucion

Comprobar la evolución (real) de mi lesión es mi objetivo preferente éstos días. Mientras el resto de la humanidad atlética está ya diseñando la temporada, marcándose objetivos o planteándose entrenamientos futuros, yo solo velo por mi pierna. Para ello tengo que hacerme una gammagrafía, toma ya. En ausencia de seguro médico privado y si pretendo que no amputen la pierna para cuando me den cita, con ese nombre seguro que muy barata no me sale… El concepto es pincharte un isótopo radiactivo que se adhiere al hueso y luego le sacan una fotito (aquí lo explican mejor, aunque para otros menesteres).

Como dicen al otro lado del charco (por la parte de arriba) stay tunned, por supuesto veréis la foto de mis intimidades.

¿Estoy entrenando? Bueno, estoy corriendo que no es poco. Hoy mismo (bueno, a estas horas ya fue ayer) hice 10 km (Salinetas – La Garita – Salinetas) a ritmo muy suave, por aquello de seguir con la rutina. La cosa (creo) va bien, corro casi sin dolor, y al tacto ya no “hierve”. Maldito stress.

Lo peor del asunto, es que si mañana me hicieran la prueba y todo saliera positivo… ¿Luego qué?. Vale estoy curado, tengo unas ganas increíbles de marcarme unas series de 400m a 1:15′ pero… ¿Para qué? Estoy en una forma mediocre y las próximas carreras están ya aquí. Y después llega el vacío.

¿Por qué no hay carreras en verano? Debe ser un complot para que los corredores populares veamos las olimpiadas o algo por el estilo… Supongo que me dedicaré a acumular kilómetros suaves, hacer mucho gimnasio, mucha cuesta y poca serie. Ganar un par de kilos de musculete para luego perderlos afinando la forma.

La verdad es que no me veo entrenando TRES meses enteros para nada en particular, quizá lo agradezca mi recién estrenado hándicap o mi patética vida social ¡pero yo quiero correr!

Y no me habléis de la montaña, que si me lesiono en llano y liso imaginaos con piedras.

Crónica carrera popular África Vive (Media Maratón Fundación Puertos de Las Palmas)

FUNDACIONPUERTODELASPALMAS

Ésta carrera estaba marcada en rojo, subrayada y pasada varias veces con marcador fluorescente en mi calendario de carreras. Hace justo un año, en su edición pasada (hablando de la Media Maratón, ya que la carrera popular se estrenó este año) me estrené en la medio maratón con ésta carrera, marcando 1h25’11”.

La idea de este año era machacar esa marca, tras el semi-fiasco de la Gran Canaria Medio Maratón, tenía unas ganas tremendas de arañar segundos al crono. En esta ocasión contaba con más entrenamiento, un poco más de experiencia y la ayuda del GPS. Además de todo eso, el circuito era infinitamente mejor que el del año pasado. No sólo han quitado el cuestón que había a los tres cuartos del recorrido, sino que además esta vez se daban dos vueltas a un circuito más pequeño, lo cual (en mi opinión) es ideal para hacer marca, ya que te permite llevar más control, medir los esfuerzos y hacerte un mejor mapa mental de la carrera.

Al final, por culpa de mi pierna, todo quedó en nada y no tuve más remedio que conformarme con hacer la carrera popular en lugar de la media maratón y a ritmo más moderado. Pero no todo eran malas noticias, ni mucho menos.

El olvidarte de tus objetivos deportivos personales te permite centrarte en otras cosas, que son tanto o más importantes que el hecho de restar segundos al crono, como pasar un rato con amigos, disfrutar del deporte, charlar un rato con el resto de corredores y darle un grito de ánimo a tus amigos cuando los ves pasar en sentido contrario.

Ésta vez se unió Teresa y llegamos algo justos a la línea de salida. Lo de no tener muy en cuenta la alimentación e hidratación pre-carrera tiene sus ventajas, ¡puedes dormir más!. Asi que me planté en ayunas, como si fuera un entrenamiento más de fin de semana a ritmo de easy pace. Consigna, Chip, dorsal y a la salida. Iba tan relajado que llegué muy por los pelos y casi se me olvida activar el Garmin y… ¡ponerme las medias!

Otro de los objetivos de esta carrera era servirle a Quique de liebre para su objetivo de bajar de 1h55′ y casi no lo encuentro en la línea de salida por lo tarde que llegué. Nos encontramos justo antes de salir, y con el tiempo exacto para decirme que el ritmo objetivo era de 5:10 en lugar de 5:20, a 1 minuto escaso para la salida, fue la prueba definitiva de manejo del Garmin.

Pistoletazo de salida y casi un minuto de retraso al pasar por el arco de salida, primeros zig-zageos de adelantamiento y marcamos el ritmo. El trío TeresaQuique-Aarón se mantuvo durante toda (casi) la carrera, en ocasiones se convertía en quinteto y nos uníamos a Luisa y a Fran e íbamos “haciendo la goma” según el ritmo de cada uno en cada momento.

De izquierda a derecha: Teresa, Aarón, Quique, Fran y Luisa

Yo no sé si hice de liebre de Quique o fue Quique quien me hizo de liebre a mí. No sé si hubiera aguantado los 11 kilómetros a ese ritmo sin desmelenarme yendo sólo y de lo que estoy seguro, es de que no me lo hubiera pasado tan bien. Los once kilómetros charlando y riéndonos sin parar en agradable compañía ¿Alguien da más?

Teresa, Aarón y Quique

Hablando de correr, poco puedo decir. Fui muy cómodo todo el trayecto, prácticamente sin dolor en la pierna (alguna ligerísima molestia al principio) y con ganas de apretar y darlo todo, pero aún es pronto y hay que esperar. Me pasé la carrera mirando al sentido contrario para ver a los amiguetes pasar y dar ánimos, aunque alguno se me escapó…

La que no se aguantó las ganas fue Teresa. Allá por el kilómetro ocho se me ocurrió decirle que si iba muy sobrada que tirara ella sola, y al terminar la frase ya había desaparecido de nuestra vista, la muy ratilla. Al final hizo quinta en la general y primera de su categoría… si hubiese despegado un poco antes… who knows.

La organización de la carrera estuvo de diez, mucho más ágil todo que el año pasado y eso que había mucha más gente. El circuito más agradable y rápido que el año pasado (y perfectamente medido) y además: ¡este año el arco de meta aguantó hasta el final!

Enhorabuena a todos, corredores, balas, pseudo-caminantes y organización. ¡Muy buena carrera!

Enhorabuena especial a Fran por terminar su primera media maratón sólo cinco meses después de su susto en la Gran Canaria Maratón y a Manuel Robaina por el tiempazo con MMP incluida.

El único punto negativo fué no coincidir con Ivan ni con Álvaro, mea culpa por llegar tan justo a la salida, en cualquier caso, seguro que nos veremos en alguna otra próximamente.

Camisetas con mangas

¿A quién se le ocurre la idea de regalar camisetas con mangas en una prueba atlética?

No se puede correr con mangas, además de ser incómodo es fuente de rozaduras. ¿No estamos en crisis? Pues regalad camisetas sin mangas, seguro que son más baratas y así, además de para dormir, podríamos hasta entrenar con ellas.

Entiendo que hay brazos que mejor taparlos, y no hablemos ya de según que axilas, pero estamos hablando de hacer deporte ¿no?

Lo peor es que ahora, todas esas camisetas no sirven ni para limpiar el polvo. Si te regalan la típica camiseta cutre de algodón, empezaba el ciclo como camiseta de “dentro de casa” luego pasaba al grupo de las de “dormir” y acababa como “trapo del polvo”. Ahora con el material “técnico” ya no sirven para esto, y lo que es peor, ¡tampoco para correr!

¡Ayer corrí una media maratón con la camiseta de regalo!

Habrá quien piense que hemos avanzado, que pasar de las camisetas de algodón a las sintéticas pseudo-técnicas es un logro, pero yo prefiero una de algodón con mangas, a una técnica también con mangas. En cualquier caso “sleeveless” o “tank tops” es lo ideal.

Mejor refrigeración, menos peso, menos sudor, mejor movilidad, menos rozaduras… ¿se imagina alguien a este dando tumbos por el asfalto con una camiseta con mangas?

¡YO NO!

El ancho de banda

¿Comorrrl?

Perdonad que me meta donde no me llaman, que haga sangre de este simpático error, pero como si de los números de LOST se tratara, este error me sigue allá donde voy.

Parece mentira, que todavía existan proveedores de hosting con límites en el ancho de banda. Teniendo en cuenta que el ancho de banda que “consume” una web de estas… es irrisorio en términos absolutos.

¿Y por qué esta registrado en Italia?

¿A dónde vamos? ¿De dónde venimos?

¿Y esto a qué venía? Ah si… ¿Cuando se recoge el dorsal para la media maratón fundación puertos y su carrera popular? No vale decir que lo pone en la página web xD

Tantos informáticos runners y aqui con estos errores…

Este blog utiliza cookies para alguna de sus funciones. Haciendo click en el botón "continuar" hará desaparecer este mensaje. La información contenida en las cookies se utiliza para mejorar la navegación, recordando sus preferencias en esta página web.