Tag Archive for mmp

Crónica Media Maratón Fundación Puertos de Las Palmas

logo

Si la carrera popular de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria (más conocida como la «Subida a Teror») marca el inicio de la temporada atlética, esta Media Maratón fundación Puertos de Las Palmas (y carrera de 10 y 5 kilómetros) supone para la mayoría de corredores el fin de la misma. Al menos para las carreras de asfalto, porque en montaña ya sabemos que por ahora el mercado absorbe una carrera cada finde como mínimo. El año pasado justo en esta carrera culminé mi «marquitis aguda» en mi temporada específica de media maratón y este año esperaba hacer lo mismo con el 10k. Y, aunque un poco justo, cumplí con el objetivo. Hice mi mejor marca… ¡por 2 segundos!

Puede parecer poco (que lo es) pero no iba con muy buenas expectativas. Buenas sensaciones en carreras anteriores (incluida mejor marca también en un 5000 con 17’13”) pero sin tener ni una de esas semanas donde parece que los entrenos se te hacen cortos, o como se diría en argot ciclista, sensaciones de ir sin cadena. La regla dice que las carreras son el reflejo del entrenamiento y yo que no soy de llevar la contraria a quien sabe más que yo me esperaba eso: malas sensaciones, agobio, asfixie, dolores y a saber qué más. Pues no.

grupoPS

Si algo he aprendido esta temporada (o más bien ratificado) es que a estos niveles, menos siempre es más. Pero SIEMPRE. Tuve un episodio de overreaching en febrero, donde apenas entrenaba calidad y además el kilometraje no era muy alto (rara vez supero los 65 kilómetros semanales) que si bien sirvió para aliviar unas molestias de pubis/abductor me estuvo sin entrenar más de tres semanas. Y si en marzo ya no vas bien, parece difícil que en mayo cojas la forma, pero como diría Sosaku Runner…

sosakudontcare

Rutina pre-carrera: Levantarme y desayunar tres horas antes (ligero, que es un 10k) de la carrera, ducha, ropa de correr y abrigarse para no pasar frio (vale, es mayo y estamos en Canarias, pero a las 6:00 se pasa frio) Paso a recoger a José Lobillo y a Antonio y nos plantamos en la puerta del Kopa, a por la foto de grupo que nos saca Miriam Herdel ¡Gracias!

El día anterior había recogido el dorsal de Fran que vive en el sur de la isla y el de otro amiguete del que no tengo su número de móvil. Lo busco por todos sitios, pero con los casi 1500 corredores no lo veo. A 15 minutos de la salida lo doy por perdido y me voy al coche a dejar la bolsa y el dorsal para poder calentar, cuando milagrosamente me lo cruzo antes de llegar al coche. ¡Nos salvamos in extremis Eulogio! En el calentamiento vemos a Dani Betancor con mala cara y nos cuenta un episodio grave de alergia que tuvo durante la noche y que acabó con él en urgencias ¡vaya mala suerte!. Y no sólo para él, la táctica era ir juntos todo lo posible a 3’35” tirando uno del otro (mientras Lobillo nos seguía a lo rata :-) hasta el kilómetro 6 ó 7 y luego hacer un «sálvese quien pueda»

yo

Pistoletazo de salida y se forman tres grupos: cabeza, perseguidores y nosotros. En el segundo kilómetro ya encabezo este tercer grupo, a bastante distancia del segundo y aquí no releva ni dios.

rageface2

Ahora el eterno dilema: ¿voy a por ellos y me fundo contra el viento o me espero? Si vas a por marca no puedes dudar. En el parcial del 5k voy 15 segundos peor que lo establecido (que era 17’55”)

parciales

El segundo parcial lo hago siempre por debajo de 3’35”. Enlazo con el grupo de delante (a esas alturas, de grupo tenía poco) y voy remontando posiciones (pasaría del 15º al 6º). Los dos últimos kilómetros son un calvario, ya que enlazamos con el grueso de corredores del 5 kilómetros y sólo hay un carril habilitado. Ya no sé a quien tengo delante ni a «cuanto está» de mi posición, no queda otra que apretar dientes, zigzaguear y esperar al crono. Tras la última curva veo como el crono del arco de meta se acerca a mi marca (va por 35’40”) ¡y aún me quedan 70 metros!

¡¡¡qué no llego!!!

wtf

En mi cabeza el sprint fue como uno de Lemaitre, aunque la realidad probablemente se parezca más a un pato torpón huyendo de algún depredador.  Miro la clasificación y hago marca por los pelos con 35’50” bieeeeeen y además… de la general y senior. Yo creo que 10 ó 15 segundillos podría haberme quitado de haber cumplido en el primer parcial de 5k, incluso a costa de perder un poco en el segundo ¡pero a una MMP nunca se le ponen peros coño! Y si el colofón es subir al pódium en la última carrera de la temporada, se dice y no pasa nada.

podium

La espera hasta la entrega de trofeos se hizo interminable, y me estoy quedando corto. Se veían instrumentos encima del escenario, pero nadie supo para qué servían. El «acto» terminó cerca de las dos de la tarde, momento en el que dieron paso al grupo contratado para que tocara para, literalmente, DIEZ personas. De verdad, NO PASA NADA por entregar los trofeos a los que van llegando. Tampoco PASA NADA por empezar el concierto para todos los que están esperando por corredores (bastante martirio es para la mayoría de familiares) e ir entregando entre canción y canción. Es entendible que haya que esperar a que los veteranos de 75 lleguen a meta y se les de su merecido trofeo, pero no hay porque RETRASAR el resto de categorías, cansar al público y desquiciar a los pobres músicos, porque lo que pasa es que la gente, aún estando en podio o con premio, se va a su casa, el concierto no lo escucha nadie y al señor de 75 años con su merecido trofeo no lo ve nadie subir al podio.

vmillan1

La organización correcta, pero con luces y sombras.

Luces:

  • Bien el recorrido, mejor que el año pasado. Quitar el tramo del muelle de la esfinge ha sido un acierto
  • Los avituallamientos «temáticos» involucrando a los clubes en carrera es una gran idea. Especialmente animado el de las «Pink Cows» aunque me llevé una vaca por delante adelantando a doblados (lo siento)
  • Todos los trámites de inscripción, dorsal y el trato de los voluntarios simplemente perfecto
  • Hubo agua en todos los avituallamientos. No debería ser un plus, pero lamentablemente en otras carreras lo sigue siendo.

Sombras:

  • Algunos de los primeros clasificados de la carrera de 5k se perdieron. Esto es inadmisible y aún se ve en alguna que otra carrera. Los corredores a 180 ppm no pueden pararse a ver por donde hay que ir. Sin palabras…
  • Padrino: Martin Fiz mola mucho y poder saludarlo es un auténtico lujo, pero reconozcamos que se trae (y se paga) a esta gente para beneficio único del organizador y afines (foto de rigor y el manido: yo traje a…) Ni atrae a corredores, ni a público y si su presencia implica (directa o indirectamente) el siguiente punto, aún peor.
  • ¿Isotónica?¿Qué es eso?: Yo participé en el 10k, donde ni siquiera hace falta avituallamiento en carrera, pero puede salir un día de calor y los de la media maratón pasarlo MUY mal. Con el caché de Martin Fiz se paga isotónico reserva con denominación de origen y sobra para patrocinar a Patricia Díaz, Ruben Palomeque, Atabara Guedes y Saul Castro.
Resultados de la prueba con parciales

Gracias a Vmilan, Annete de Vera, Amigos del barro, agua y tierra, Man In the Middle y Miriam Herdel por el excelente trabajo fotográfico durante toda la prueba.

Crónica Media Maratón Fundación Puertos 2014

logo

Aquí estoy sentado delante del teclado, con una caja de galletas de chocolate y una coca cola light. Puede parecer algo normal, banal y hasta ambas cosas a la vez, pero para mí es todo un logro. Hace quince días todo sería bastante parecido, pero las galletas serían un bol de avena y la coca cola sería solo agua. Desde noviembre tenía planeado el día de ayer, en mi mente visualizaba una entrada en meta espectacular, volando en zapatillas deportivas con la cara desencajada y sonriendo dentro de mí al mirar el tiempo que marcaba el crono. Nada más lejos de la realidad.

últimos 50 metros a meta

últimos 50 metros a meta

 

Después de ver la foto, alguno podría pensar que cumplí al pie de la letra mi plan previsto, que todo aquello imaginado tal como nos dictan los gurús de la visualización surtió efecto, y hasta cierto punto fue así, pero no. Crucé la meta del medio maratón con un tiempo de 1h 21’ 12” un promedio de 3’52” y el puesto 14º de la general y 6º sénior, lo que la convierte en mi mejor carrera de siempre, incluyendo mi MMP en la distancia y quitarle un minuto al crono que hice hace un mes en Málaga. También llegué bastante fundido, con los psoas cargados, ampollas en los metatarsos y dolor en el diafragma de respirar muy fuerte durante muchos minutos, síntoma evidente de que no dejé nada <<guardado>>.

 

precarrera

Luis, Pancho, Lobillo, Antonio, Ana, Hugo, Miguel Angel y el que escribe

El caso es que a pesar de todo esto, la sensación al cruzar la meta no fue la que esperaba. Siete meses de entrenamiento, 16 semanas específicas, 100 horas corriendo y 1300 kilómetros acumulados acabaron ayer mejor de lo había planeado al iniciar esta larga preparación, pero qué queréis que os diga, el ponerle fin a esto me fastidia más que la satisfacción de conseguir el objetivo.

zaplayeras2

El amigo Luis Carratalá, 3º en M65 ¡Que crack! Y mi amigo Manolo Vargas! Lástima no verte en la llegada (Gracias a Zaplayeras.com por las fotos!).

 

Esta edición 2014 de la Media Maratón Fundación Puertos de Las Palmas presentaba algunas novedades, en mi opinión todas acertadas. Se traslada la salida unos metros hacia el sur hasta situarla en el intercambiador (en el mismo sitio de la LPA Night Run y muy probablemente de la Gran Canaria Maratón 2015) la distancia de la carrera “pequeña” pasa de 10.5 a 10 Km y se aprovecha la segunda vuelta para añadir los metros de diferencia de la media maratón. Desde el punto de vista del corredor, todo aciertos. Lo de traerse al padrino de turno (en este caso Abel Antón) se me escapa, son esas cosas de la mercadotecnia y promoción exterior que no estoy en posición de juzgar. En mi experiencia y una vez terminada la carrera, nada que objetar a organización, salvo quizá algún baño químico de más. Avituallamientos en carrera correctos, el final en bolsa para evitar que alguno <<gorronee>>  buena bolsa del corredor con buena camiseta y un gel de regalo.

zaplayeras1

Todos estos iríamos prácticamente juntos toda la carrera. Foto de Zaplayeras.com

Quedamos como siempre los amiguetes antes de la salida y nos “despachamos” rapidito para calmar los nervios a base de calentamiento. Veinte minutos de hacer un poco el idiota con las piernas y al cajón. Bastante fluido todo y salimos en hora. La primera vuelta pasa sin mucha historia, objetivo 3’50” de media y cumplo 3’47” bastante cómodo, voy todo el rato en la cola de un grupo de unos seis o siete corredores donde están los “compis” del TRIAC con los que finalmente haría casi toda la carrera.

triac

Con David y Jose Luis, del TRIAC. Foto del TRIAC.

 

Paso los 10 kilómetros en 37’45” que es algo mejor de lo que tenía previsto y el grupo se reduce prácticamente a los dos amigos del TRIAC y yo. En los kilómetros 11 y 12 después de una rotonda nos ponemos contra el viento y el 13 y 14 además son falsos llanos ascendentes.

zaplayeras4

Sobre el kilómetro 9. Por aquí aún íbamos frescos…

En este periodo veo ritmos de 4’00” en el GPS y el <<virtual partner>> me dice que ya voy por encima del ritmo objetivo. Antes de dar la marca por perdida intento tirar un poco del grupo, pero tan pronto me pongo delante, el viento me pone en el sitio y no puedo ir mucho más rápido.

A punto de girar en la primera vuelta, de espaldas el gran Rafa Suarez del TRIAC, 4º General y 2º M35. Foto de Ruben Cabrera

Nos relevamos durante el 13 y el 14 pero no es suficiente para mejorar. En este punto nos alcanzan algunos corredores, Jose Antonio Castellano tira y se marcha, me voy detrás pero no aguanto el tirón, pese a todo lo mantengo a unos 25 metros. En el último giro de 180 grados (a falta de unos 5 kilómetros) veo que el grupo ya es un <<sálvese quien pueda>> y aunque llevo algo de ventaja en estos momentos tengo la cabeza más centrada en que no me adelanten al final que en apretar e ir a por la marca.

rubencabrera5

Ultimo kilómetro, la técnica de carrera murió hace tiempo. Detrás el amigo Miguel Rodríguez. ¡Gracias Rubén Cabrera por la foto y los ánimos!

También veo a Lobillo que viene muy muy cerca, lo que significa que va a hacer MMP segurísimo. Entre eso, que ahora el falso llano pica <<pabajo>> y el viento da de cola, recupero un poco de aire y voy recortando segundos a Jose Antonio. Me salto el último avituallamiento y tiro todo lo que puedo, llego a la meta. Se acabó. Hasta aquí llegamos. Adiós a la dieta, al entrenador, a los nervios previos a la carrera, a hacerte la película de tu táctica y a la temporada…  y a pensar en la siguiente.

42f98b3eb530d59d570d587709042825

Que esto es lo mejor de las carreras sobra decirlo ¿no?

Empecé la crónica mientras merendaba galletas con chocolate y la termino cenando un bocadillo de bacon con tomate y queso. Supongo que parte de este sabor agridulce, viene de estar en el dique seco casi dos años por la lesión, pero precisamente por eso, se que darme un descanso ahora que todo va bien es más que necesario. Se acabó la temporada oficial ¡Aunque guardo en la recámara una bala para Corriendo por vegueta!

De los 1300 inscritos han acabado 992, lo que da una cifra del 24% de abandonos o no presentados a la carrera. Demasiados me parecen. La carrera mantiene el número de finishers totales con respecto al año pasado, bajando ligeramente en la media maratón y subiendo ligeramente en el 10 kilómetros.

Es una pena que los cambios a mejor que ha ido sufriendo esta carrera con el paso de los años, además del auge del running, no se refleje en un aumento de corredores. La cercanía con la MACAN y la coincidencia quizá con otras carreras (María Auxiliadora y otra de montaña) la perjudican en inscripción y lo <<apartado y feo>> del recorrido tampoco ayuda a decidirse a los nuevos corredores. Es una pena, porque la organización estuvo, en mi opinión, por encima del número de participantes.

Clasificación carrera de 10 kilómetros
Clasificación de la media maratón

Galeria de fotos de Zaplayeras.com
Galeria de fotos de Rubén Cabrera
Galería de fotos de María José Pérez
Galeria de fotos Canarias7
Galeria de fotos La Provincia

Crónica de la II Carrera de Navidad de PuertoSport

Después de una mañana algo ajetreada, bastante trabajo y tráfico navideño, pude comer a la hora prevista (las 15:00). Quizá hubiera sido mejor comer un poco antes y poder meter un poco de alimento a las 17:00, pero tengo malas experiencias comiendo a menos de tres horas de la carrera. Y tampoco nos engañemos, un 10000 no es un maratón donde cada gramo de comida cuenta. La tarde la tenia despejada, así que quise llegar con tiempo, poner el dorsal con calma (¿Por qué siempre queda torcido?) hidratarme e ir al baño las veces que hiciera falta. No quiero engañar a nadie, pero he estudiado a fondo el circuito que la organización ha dado y sigo sin entenderlo. Hasta hoy siempre creí tener buena visión espacial pero va siendo hora de revisarse las virtudes. Al llegar a las instalaciones de PuertoSport veo mucha menos gente que el año pasado, aún queda tiempo, pero todo indica que habrá menos gente. El hecho de tener la salida y la llegada en sitios diferentes, aunque cercanos, hace que la gente se disperse y da la sensación de que no hay ni dios, pero al menos los corredores iban llegando.

Son las 18:30, queda media hora para la salida y hay que ponerse a calentar. Como he ido sólo, busco el sitio para dejar la mochila con la ropa seca y las llaves del coche y… no hay. Amablemente un chico de la organización accede a poner mi mochila a buen recaudo (en la carpa que luego distribuirá las camisetas y el avituallamiento). Los últimos 50 metros (más o menos) de la llegada se harán en un campo de futbol de césped artificial y la gente lo aprovecha para calentar en blando. Yo, que no entiendo nada, salgo a la calle a pisar el asfalto, que es por donde vamos a correr los 9950 metros restantes. En el trote del calentamiento me encuentro con el compañero Iván del blog disfrutar corriendo y hablamos un rato sobre todo un poco, objetivos, las últimas carreras, tiempos, marcas… vamos, que nos quitamos los nervios del dorsal con lo que podemos.

Llaman a los corredores, allá vamos. Unas rectas progresivas son el tramo final del calentamiento. Nos avisan de ocupar puestos, pero quedan 5 minutos, algo raro pasa ¿pero… esto qué es? (a lo Matías Prats) Ah vale, era para la foto. Sale todo el mundo otra vez a calentar, yo aprovecho y me hago un 100 liso hasta al baño con descarga y vuelta incluida, ya no me muevo de la línea. Aquí están los de siempre, los que deben (los que van a hacer top 10), los que lo intentan (Top 20) y luego esos que les gusta que la gente le pase por encima, que digo yo, que necesidad tendrán de ello. En fin, resoplo, mano al crono y ¡pum!

Salimos como dios manda, los globeretes como yo (el 90%) muy por encima de nuestras posibilidades y los que saben de esto (el 10% restante) bastante por debajo de las suyas. Pero qué más da, igual suena la flauta y resulta que el ATP de tus piernas ha mutado y hoy te va a durar 40 minutos. Pues no.

Yo voy buscando liebre a la que seguir, uno es nuevo en esto, pero ya sabe quién va a morir en breve y quien te puede llevar hasta darte el hachazo en el kilómetro X. No sé si es que me siento muy bien, si es que es cuesta abajo o si la cabeza se lo está tomando con calma, pero me veo demasiado cerca y eso no me gusta. Vamos acomodando el ritmo, sigo a Iván que va suelto y está como un toro, ya se van formando gruppetos. Desde mi punto de vista, creo que va el maillot amarillo con cuatro o cinco y el que va delante nuestro con unos ocho o nueve. Nos pasan tres o cuatro corredores, de los que han empezado suave y les cojo el rebufo, al más puro estilo rata. Aquí es donde Perico Delgado dice que ir chupando rueda es muy beneficioso… si lo sabes hacer y está claro que ese no es mi caso. Siempre me pasa que sigo a un grupito, no consigo enlazar (o no quiero fundirme enlazando) pero luego les mantengo la distancia todo el rato y nunca sé si debería haber ido a por ellos y luego mantener, o seguir a mi ritmo y dejarme de historias… En fin, mi ignorancia es muy atrevida.

Los kilómetros avanzan, pero como buen informático del pleistoceno sólo puedo hacer cálculos mentales según mi crono. No quiero caer en tentaciones llamadas GPS, podómetros o cualquier otra cosa del estilo. Al acercarme a la línea de salida (después de la cual se hace un giro de 180º, ya tengo referencias visuales de lo que me sacan los de delante y a cuanto tengo a los de detrás. Ahora bien ¿Para qué quiero esa información? Si pudiera ir más rápido ya lo estaría haciendo, que uno va a por marca personal y no a por ningún puesto. Me cruzo con Roberto Dámaso, que debe ser el tío con mejor humor sobre el asfalto en plena carrera que jamás conocerá nadie (también lo tiene fuera de la carrera, que conste) me anima y hago lo mismo, o más bien lo intento porque creo que no me he oído ni yo. A estas alturas ya vamos por mitad de la carrera.

Una vuelta más y suena el precioso “tilín tilín” de la campana al grito de: “última vuelta”. No tendría mayor trascendencia si no fuera porque el término “vuelta” en un circuito que tiene forma de U, donde se sale de el borde derecho se gira 180º en el borde izquierdo, y la meta está en la base, no tiene mucho sentido.

Aquí empieza mi periplo de las últimas carreras, al llegar a las tres cuartas partes del recorrido, me entran unas ganas tremendas (pero tremendas) de ir al W.C. y no para hacer pipí precisamente. Lo llevo realmente mal y se me pasa por la cabeza tirar la toalla. Afortunadamente, sé que me durará unos tres minutos y se me pasará (como finalmente acabó pasando) pero tengo que acabar con este problema.

Quedan unos tres kilómetros, a unos 100 metros delante tengo a un grupo de unos cinco corredores, y el último parece que va haciendo la goma. Por detrás… ya tengo bastante con mirar pa’lante. Me lo pongo por objetivo y tras un nuevo giro de 180º voy a por él. Lo doy todo, me vacío y me voy a acercando. Voy a fondo, no doy más de respiración. Poco a poco me acerco, pero no voy a llegar, cuando el grupo de delante pasa por el puesto de la campana ¡NO SE DESVÍAN A META! y no, no se han equivocado.

Dios mío, queda la otra mitad de la maldita U y mi respiración está en máximos históricos, como la prima de riesgo. Pensábamos que ya tocaba desviarse y se ve que no… Pasar por delante de la entrada a meta y darte cuenta que queda más de un kilómetro, no tiene precio, ni perdón. Creo que no soy el único afectado por el efecto “circuito en U” y el grupo de delante lo encuentro cada vez más cerca. Llego al giro de 180º del extremo izquierdo de la U y hago un “all-in”.

El tramo que queda es en bajada y ahora sí que hay que morir. Las piernas a molinillo, bajada suave en curva de izquierda, luego una recta de unos 300 metros y 90º a la izquierda para entrar al estadio. Hago el sprint de mi vida y supero justo en la línea de meta al último corredor del grupo que iba justo delante mío. Iba con tanta inercia que me como a varios de los corredores que ya habían llegado y estaban parados (lo siento chicos). Paro el crono en ese momento en 35’51” oficiosos. Son 4’38” menos que en la carrera del año pasado y 1’36” mejor que la marca hecha en la carrera de 7 Palmas (hace un mes y medio) y mi nueva marca personal. Estoy tan reventado que ni me paro a disfrutar. Voy a por agua y a tomar un poco de aire fuera de la multitud, eso sí, animando y saludando a la peñita que iba llegando. Saludo a varios amiguetes en la llegada, me encuentro con Iván que… bueno, ya lo contará él mismo. Aprovechamos para hacer la vuelta a la calma en el campo de fútbol y acabamos hablando con unos amigos que tienen pinta de engancharse a esto pronto.

La organización ha estado bastante bien en líneas generales, hemos salido en hora, hemos tenido masajitos post-carrera (gracias a todos) y salvo la “pequeña” pega del circuito, todo ha ido sobre ruedas (quizá un guardarropa hubiera sido el colofón). Pero se agradece que se apueste por carreras de este tipo, ya van dos ediciones y que sigan muchas más.

Acabo muy satisfecho, más por las sensaciones que por la marca. Tenía serias dudas de mi estado de forma despues de éstas semanas de entrenamiento muy irregulares y con las piernas como piedras. Este miércoles me regalo una visita al fisio a que me machaque mis patitas. Hell yeah!

Marcas

Mejores Marcas Personales (MMPs)

 

400: 1’05”

500: –

1000: –

Milla: –

3000: –

5000: 17′ 18″ (carrera El Corte Inglés)

10000: 35′ 50″ (Puerto Sport)

Medio Maratón: 1h 21′ 12″ (Media Maratón Fundación Puertos)

Maratón: Todo llegará

Este blog utiliza cookies para alguna de sus funciones. Haciendo click en el botón "continuar" hará desaparecer este mensaje. La información contenida en las cookies se utiliza para mejorar la navegación, recordando sus preferencias en esta página web.