Success!

success

Aunque lo normal es ser precavido, taparse y no cantar victoria antes de tiempo, yo creo que ya me puedo poner esta medalla, empiezo a sentirme corredor. Por primera vez en más de año y medio llevo unos tres meses corriendo tres días a las semana sin preocuparme por la pierna, lo que es síntoma inequívoco de que algo va marchando estupendamente.

En mi trabajo (y supongo que en muchos otros) cuando las cosas van mal son muy notables, pero cuando todo funciona perfectamente nadie sabe qué es lo que haces ahí. Esa es la sensación que tengo en estos momentos, me toco la tibia de vez en cuando porque recuerdo que aquello me dolía, pero es un TIC con tendencia a la desaparición.

Lo mejor de todo es que en estas últimas semanas me he dado bastante caña y todo va fluyendo como uno espera que lo haga, naturalmente. Series de 1000 y de 3000 en el romano han pasado por estas piernas sin quejas aparentes y hasta algún que otro día me he atrevido a pisar el tartán y hacer 16 series de 200 metros (lentas, pero series al fin y al cabo). Entre todo este batiburrillo de entrenamientos mezclados y sin mucha lógica más allá de ponerme a prueba, se han colado algunas tiradas de 18 ó 20 kilómetros en asfalto y pistas de tierra.

El colofón vendrá este domingo en la media maratón de la Fundación Puertos de Las Palmas, donde volveré a ponerme un dorsal “de verdad” y aunque no vaya a acercarme ni de lejos a una buena marca, estoy seguro de que será una de esas carreras que te dejan un buen sabor de boca incluso palmando.

Como si fuera un gran logro, esta media maratón me servirá para marcar un antes y un después en mi vida de runner, al menos un antes y un después en lo que he venido haciendo el último año y medio. Todavía me queda reeducar la mente y quitarme de encima el cortoplacismo, pero mientras tanto me conformaré con afianzar lo que ya tengo, aumentar un día más de entrenamiento (muy cochino) semanal y seguir compartiendo kilómetros con vosotros, los habituales.

terminator-im-back

Con la escopeta cargada, no le busquéis doble sentido

Hasta el domingo todo será pasado, a partir de ahí… a correr!

PD: Perdonad por las ñoñadas, pero es que llevo toda la mañana escuchando a los Scorpions…

4 comments

  1. Gonzalo dice:

    Scorpions mola.

    Ya estás curado físicamente, pero no mentalmente. No quiero decir que estés medio loco (que lo estás), sino que dentro de tí queda el miedo ese de ¿estaré ya curado? ¿y si recaigo?. Es normal. Un par de subidones de autoestima en un par de carreras y volverás a ser “lo puto mejor”.

  2. Sergio dice:

    Pues no veas cuanto me alegra leer esta entrada. Recuerdo que cuando la rodilla me dejó de doler me costó mucho quitarme de la cabeza la sensación de “me está molestado”. Al final poco a poco te vas olvidando y vuelves a ser el mismo…

  3. Álvaro dice:

    Me alegro que te hayas recuperado. Seguro que haces una buena carrera el domingo. Series de todo tipo, buenas tiradas para una media. Aunque no hagas marca, que no siempre se puede seguro que acabas encantado y cogiendo confianza para meterte más caña para la siguiente o para ese sub 60 en los 400m

  4. pepe fernández dice:

    Cómo te mereces una gran rentrée amigo!

    Vaya añito y medio que te has pegado, busca que te busca el poder correr.

    Diviértete el domingo en El Puerto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este blog utiliza cookies para alguna de sus funciones. Haciendo click en el botón "continuar" hará desaparecer este mensaje. La información contenida en las cookies se utiliza para mejorar la navegación, recordando sus preferencias en esta página web.